Palacio wok

Comida: 
1
Servicio: 
2
Calidad – Precio: 
1

El Palacio wok es un restaurante que se encuentra en Málaga capital, muy cerquita de la catedral, una localización que, según mi forma de ver, le está valiendo casi toda la fama que tiene. Quedé estupefacto hoy al leer las buenas críticas que tiene en Tripadvisor, aunque alguna de las mismas dejan entrever bastante de la verdad que yo vi.

El local

Es un lugar que ni frío ni calor, ni grandes mesas ni sillas excesivamente cómoda. Nosotros fuimos un día normal por la noche y había poca gente, por lo que el local, que es enorme y tiene dos partes, estaba prácticamente vacío.

El servicio

Como en muchos buffet chinos, los camareros se centraban más en retirar los platos que en molestarse en preguntar si te hace falta comida o bebida. Esta costumbre es algo que, sinceramente, a mí no me gusta. Se llevan tu plato sin preguntar, muchas veces con tus cubiertos e, incluso, con algo de comida ¿Esto se puede considerar un servicio eficiente? No lo creo, pero, al menos, trabajan.

La comida

Punto en el que claramente flaquea este restaurante chino y sé de qué hablo. Como cualquier español que se precie, probé muchos restaurantes y los wok son mis preferidos.

Para los que no estéis familiarizados con este tipo de restaurantes, comento brevemente cómo funcionan. Suelen tener cuatro secciones:

  1. La sección para wok: En esta sección se encuentran los alimentos crudos que puedes servirte para cocinarlos al wok. Cuando tienes los que quieres, los llevas al cocinero y eliges la salsa. Mi opinión personal es que esta sección era bastante decepcionante. Los ingredientes no eran nada frescos en la mayoría de los casos (saltaba a la vista) y, además, había poco donde elegir. Para colmo, la salsa WOK que me pusieron no se parecía en nada a la que como normalmente en otros restaurantes similares y no me gustó.
  2. La sección para plancha: Los ingredientes de esta sección no eran malos o no lo parecían, pero, si no te gusta el marisco (básico nada de centollos y cosas asi), lo tienes bastante difícil. De aquí no me animé a comer nada.
  3. Fritos: Esta sección es para los que no acaban de sentirse cómodos con la comida china y son arrastrados por el resto. Según entramos, comimos unas croquetas de jamón que estaban buenas (quedaban 2). Repusieron después de bastante rato y volvimos a coger. No sé cómo se hace para obtener unas concretas negras por fuera y congeladas por dentro, pero así fue (desagradable es poco).
  4. Postres: Aquí es difícil fastidiarla: tenían lo de siempre. Pillamos unos profiteroles (¡congelados por dentro también!) con un poco de sirope de chocolate y, el gran protagonista de la noche, "sirope de menta", que estaba muy bueno.

Conclusión

El precio por cabeza es de unos 15€ aprox con bebida. Sinceramente, en el centro de Málaga, por ese precio, puedes comer mucho mejor. Por muy buffet libre que fuera, la calidad de la comida no invitaba a comer más de lo estrictamente necesario.

Ya teníamos claro que no volveríamos al local y, antes de pagar la factura, mandé a mi novia a coger un par de cucuruchos para comerlos mientras terminábamos de dar un paseo. Cuál fue mi sorpresa cuando termina de cobrarme el ¿chino? ¿encargado? ¿camarero?... ¿Será políticamente correcto decir chino hoy en día? Me dice que no puedo llevarme los helados, que son para comerlos allí. Quedo estupefacto y le pregunté que entonces qué hacía,  sentarme a comérmelos allí. Me repitió que no podía llevármelos, así que mi novia abrió el suyo y entonces dijo algo así como que podíamos llevárnoslos, pero que nunca más. Es estupendo que te traten como un pordiosero que quiere llevarse dos miserables helados de 50 céntimos para casa, pero bueno.

Supongo que los fin de semana debe de ser mejor y habrá más variedad o algo, porque si no, no entiendo que hace tanta gente allí siempre.


Autor del artículo Miguel Angel del Toro Medina

Como siempre, podéis contar con mis servicios de diseño y programación web. Contactad conmigo a través de info@madeltoro.es.