Mi experiencia Mac

Antes de nada, me gustaría decir que me considero una persona bastante abierta de miras en cuanto a sistemas operativos se refiere. Diariamente uso máquinas con Windows, Linux y Osx. No me considero Apple fan boy, aunque, bueno, después de este artículo va a quedar bastante claro.

Los desarrolladores web por cuestiones evidentes no solemos tener un horario laboral fijo. Si se junta con administración de servidores, esto se convierte prácticamente en imposible. Entonces, cuando uno trabaja muchas horas en su propia casa y sin horarios puede llegar un momento en el que se produce un colapso contigo mismo del que no puedes salir fácilmente. Te conviertes en menos productivo y, además, estás más agobiado con la cantidad de cosas por hacer. Aunque estés haciendo un descanso o viendo la TV, siempre estás pensando en trabajo, y el trabajo está ahí.

Mirando aquí y allá, siempre aparecía la misma idea: separar lo laboral de lo profesional separando físicamente ambos. Esto significa tener un espacio de trabajo, lo que incluye un equipo para trabajar. Fue ahí donde apareció la idea de comprarme un MacBook. De esta manera, adquirí un MacBook Pro Retina 15' early 2013.

Yo era usuario habitual de sistemas UNIX ya por aquel entonces y había trasteado algunos MacOS, así que no tuve mucho problema en hacerme* con el sistema operativo. La calidad de imagen que daba el equipo respecto a la competencia, la velocidad era genial también, sé que el diseño es uno de los puntos fuertes de Mac y en el Pro no era menos.

Y se acabó lo bueno...

Mac tiene fama de vender equipos estables, duros, usables y, sobre todo, de calidad. Pues hablemos de mi experiencia del tope de gama de Mac para portátiles:

  • Problemas de calentamiento: Es un equipo que se calienta muy fácilmente, y estamos hablando de un desarrollador web. ¿Un par de navegadores y el sublime text son tanto como para calentarse? Su capacidad de enfriamiento se reduce drásticamente y se extiende en exceso si tu espacio de trabajo no está muy fresco.
  • Problemas de gráfica: Siguiendo el hilo del anterior punto, los ingenieros de Mac, que son muy listos, pusieron dos gráficas en el portátil: una para uso normal y otra para cuando el equipo requiera aceleración de algún tipo. Está bien pensando, si no es porque la gráfica dedicada se enciende aleatoriamente dentro de algunas webs por plugins que contienen y en ese momento puedes empezar a freir huevos en el equipo porque uno de los puntos más flojos siempre fue este. Para qué poner una gráfica potente si no puedes usarla. Y, como extra, tenemos que una vez de cada 200 veces que realiza este proceso, el ordenador se me quedaba pillado.
  • Problemas de ghosting: Sí, siempre me dicen lo mismo, qué mala suerte tienes. Mucha... Me tocó a mí, ya ves, a mí y a todos los MacBook que conozco que compraron por la misma época, cuatro en total. Aquí podeis ver mas info.
  • Problemas de SO: El Mac OS X es muy estable, si, ya, pues en la update al Yosemite a mí me falló y tuve que reparar, también, tuve mala suerte... Búsqueda en Google (25600 resultados).
  • Problemas de carga: Si normalmente el equipo es calentito, cuando está cargando ni entramos a valorar. Eso sí que es eficiencia energética. El cargador directamente reventó a 20 cm de mí, lo escuche hasta con los cascos puestos a todo volumen. Era cuestión de tiempo con esas temperaturas.

Fidelización de Mac

Hay más cosas que no son realmente problemas, pero están ahí. Y hay que decirlo, cosas que no entenderé, o bueno sí. Necesitan fidelizar a la gente que empieza con el Mac para que no lo abandone, que le dé pereza, son pequeñas cosas que están ahí y que poco a poco te van adoptrinando a una forma de trabajar. La letra comando es un verdadero quebradero de cabeza para cualquier usuario que no sea Mac 100%. Sí, es muy útil, pero por qué ponerla ahí, por qué no usar el control, por qué no podemos seguir todos una dirección para no volver locos a los usuarios... Por qué tanto Software solamente Mac Os X... y habrá quien diga que es bueno que tengamos de todo, para gustos los colores y todo lo que queraís, pero la forma de trabajar de los ordenadores Mac está hecha de manera que cuando te sales de él, nada de lo aprendido te sirva en otro PC. Te encuentras supuestos profesionales, sobre todo en medios audiovisuales, que no saben trabajar si no es con un Mac, y ahí es donde se encuentran los Mac Lovers, fanboys y demás sectas que no sirven para nada productivo. Sin entrar en que la variedad de software para un Mac es mucho menor que para un Windows o un Linux y muchos de los programas que hay son ports de Java que no acaban de ir del todo finos.

Con sinceridad diré que después de años de uso, conmigo no lo han conseguido. Soy muy celoso de con qué soft trabajo y porqué. No me considero un usuario novel, le he sacado partido al Mac y sobre todo a la consola de comandos hasta la saciedad y en muchos aspectos me gusta que tenga opciones para usuarios más avanzados.

¿Y cómo vas con tu MAC?

Estupendamente (ironic mode off). Después de reventar el cargador y gastarte más de 100€ en otro (cortesía de precios MAC), ahora le reventó la gráfica también. Con reseteos de la PRAM arranca una de cada 40 veces, pantalla en negro y suerte ¿La reparación? 500€ + IVA en plan oferta. Si lo llevas a Apple, puedes ponerte a temblar, cosa que haré, por supuesto, y me pegaran una puñalada (otra) por repararlo, pero será la última. ¿Pero sabeís qué? Me da igual. Ya tengo equipo de reemplazo. Veo, sinceramente, difícil volver a Mac y no porque no me guste Mac porque soy un hater, sino porque para mí no ha representado la calidad de un equipo de 2800€, lo pongo como en el banco, DOS MIL OCHOCIENTOS EUROS un equipo que no duró ni 3 años y con múltiples problemas que nada tienen que ver con la mala suerte y otros que supongo que sí.

Triste, esperaba sinceramente muchísimo más.

 


Autor del artículo Miguel Angel del Toro Medina

Como siempre, podéis contar con mis servicios de diseño y programación web. Contactad conmigo a través de info@madeltoro.es.